Tras la caída en 2023 de la venta de materiales para la construcción, el sector anticipa un verano difícil

2
75
Hot Sale Construcción Vivienda
La venta de materiales para la construcción cayó en 2023 tras dos años consecutivos en crecimiento.

La venta de materiales para la construcción de las principales firmas del rubro cayó en 2023 7,9% respecto al año anterior, en medio de una fuerte aceleración de la inflación y las incertidumbres macroeconómicas profundizadas por el período electoral. Las empresas esperan que la merma en el consumo se mantenga durante el verano mientras que el sector anticipa un 2024 difícil debido a, principalmente, la caída del poder adquisitivo y el ajuste fiscal sobre la obra pública.

El Índice Construya (IC), que mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de las compañías más importantes dedicadas a comercializar productos para la construcción, arrojó para diciembre pasado un descenso de 14,8% mensual y un desplome del 17,4% por debajo del lapso del 2022.

El indicador marcó en el acumulado del año una baja del 7,9% anual, la primera después de dos años consecutivos en subida y en un nivel superior al 5,8% de la pandemia que se vivió en 2020.

Durante todo el año pasado la medición interanual mostró caídas todos los meses, a excepción de octubre cuando los despachos de materiales saltaron 4,8% respecto al mismo mes de 2022 y 15% en comparación a septiembre. Allí operaron las compras preventivas, o “cobertura”, durante el proceso electoral y las crecientes expectativas de devaluación.

El Índice Construya se mantiene por encima del 2019.
El Índice Construya se mantiene por encima del 2019.

“En el Índice de diciembre que muestra el balance de cierre del año se ve que continúa en descenso la venta de materiales para la construcción. Esto es producto de la incertidumbre asociada al cambio de gobierno, algo que es probable que persista durante el verano”, explican desde el Grupo Construya.

El índice de la entidad mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los siguientes productos para la construcción que fabrican las empresas líderes que conforman el Grupo Construya: ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros largos, carpintería de aluminio, adhesivos y pastinas, pinturas impermeabilizantes, sanitarios, calderas y sistemas hogareños y centrales de calefacción, grifería y caños de conducción de agua, pisos y revestimientos cerámicos.

Es conveniente aclarar que el indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) que mide el Indec que se conocerá este miércoles corresponde a octubre. Por lo tanto, no es comparable con los resultados que arrojó el Índice Construya.

Para el 2024 las consultoras, empresas y el Gobierno anticipan una caída del consumo y, en consecuencia, de la actividad económica. El efecto licuador de la inflación sobre los pesos de la economía dejará menor resto para compras de bienes durables. En los últimos años los productos textiles, electrodomésticos y materiales de la construcción funcionaron como un mecanismo de cobertura para los ingresos disponibles de las familias.

La recesión podría durar hasta dos años
La recesión podría durar hasta dos años

Una encuesta realizada por Fundación Observatorio Pyme (FOP) sobre la valoración y perspectivas de más de 700 micro, pequeñas y medianas empresas de todo el país acerca del efecto de las medidas del ministro de Economía, Luis Caputo, arrojó que el 75% espera que habrá una recesión en 2024 y casi el 40% prevé que durará entre 1 y 2 años. Las empresas que se dedican a la construcción, la industria y el comercio, principales motores de la economía local, esperan sufrir el mayor impacto.

Otra duda en el sector es qué sucederá con la obra pública con la nueva gestión. La Libertad Avanza avisó que “no hay plata” pero la premisa será respetar los contratos existentes. Según datos oficiales, hay 2.308 proyectos en ejecución en todo el país que dependen del Ministerio de Obras Públicas que pasó a ser una secretaría dentro de la cartera de Infraestructura que conduce Guillermo Ferraro.

La Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) alertó por un posible “crack en la actividad” sectorial por obras que, según afirmó, emplean a “300.000 personas que pasarían a la calle”. Eso equivale a más de la mitad de los puestos de trabajo registrados en el sector.

Los comentarios están cerrados.