Boleta Única Papel: ventajas y críticas a los modelos que ya se usan en tres provincias

1
37
LAS-PASO-2023-Elecciones-2023-Preparativos-Votacion-padrones-boletas-genericas gente votando
Despliegue de boletas partidarias para la votación presidencial de 2023 (Maximiliano Luna)

Esta tarde comienza el debate de la Boleta Única Papel (BUP) en una reunión conjunta de las Comisiones de Asuntos Constitucionales y la de Justicia y Asuntos Penales del Senado, que debutarán con su nueva constitución para tratar la media sanción del proyecto votado en Diputados en 2022. La intención del oficialismo de La Libertad Avanza es emitir dictamen hoy mismo y llevarlo al debate al recinto la semana próxima. A su favor cuenta la jugada de Victoria Villarruel, la presidenta del Senado, que logró juntar en diciembre las voluntades de toda la oposición para elegir autoridades y aislar al peronismo kirchnerista que, pese a ser la primera minoría con 33 integrantes, no logra alcanzar el quórum o la mayoría agravada de 37 que bloquear una reforma electoral.

La BUP es una deuda que arrastra el Congreso desde hace 16 años, luego de un fallo de la Cámara Nacional Electoral en 2007 que le había ordenado al Congreso sancionar una norma que la instrumente como herramienta de votación para cargos nacionales, similar al que se utiliza en nuestro país para los electores privados de libertad y los argentinos residentes en el exterior.

A diferencia del sistema actual de boletas partidarias, en el que cada partido debe ocuparse de imprimir las boletas oficializadas por la Justicia, con la BUP, las boletas son provistas por la Justicia Electoral y sólo están disponibles en los lugares de votación el día de la elección. La BUP tiene determinadas garantías de confección, troquelado y número de mesa, aunque el diseño puede variar ligeramente según defina la autoridad electoral. Ya funciona – con algunas diferencias – para cargos provinciales en 3 de los 24 distritos del país: Córdoba, Santa Fe y Mendoza. Y es el sistema de votación más usual en América Latina y el mundo.

Una de sus principales ventajas es que los votantes tienen garantizada la oferta electoral completa en el “cuarto oscuro”, al que ingresan con una lapicera para marcar los casilleros de los candidatos que quieren votar. A su vez, los partidos se aseguran que sus candidatos estén disponibles en todas las mesas de votación durante toda la jornada electoral. Así, los fiscales no deben ir a chequear los posibles faltantes en el cuarto oscuro y se evitan las prácticas de sustracción o rotura de boletas, y la circulación de boletas truchas que luego son anuladas en el conteo.

El proyecto con media sanción de Diputados que tratará el Senado prevé un modelo de BUP que incluye toda la oferta electoral para cargos nacionales en una misma boleta, dividida por categorías, con casilleros para marcar con una cruz los candidatos elegidos. La ubicación en la boleta de cada candidato y partido se sortea.

Es similar al sistema que ya se usa en la provincia de Córdoba y de Mendoza, e incluye la opción de un casillero para optar por la lista completa, con el logo partidario y foto del candidato que encabeza la categoría al lado. Según el texto con media sanción, la autoridad electoral de cada distrito puede hacer modificaciones para adaptar la boleta, siguiendo las pautas del Código electoral.

La senadora mendocina Mariana Juri (UCR), integrante de la Comisión de Asuntos Constitucionales que comenzará a debatir el proyecto, destacó que “la boleta única es un paso trascendental de una boleta partidaria a una boleta institucional electoral. Hoy, todo el sistema de boletas queda en manos de los partidos políticos: desde la impresión hasta la reposición de las boletas en los lugares. Con la boleta partidaria, cada partido político tiene que imprimir unos dos padrones y medio de electores. Con la boleta única, solo se imprime un padrón completo”. Juri le adelantó a Infobae su apoyo al proyecto con media sanción de Diputados.

La BUS de Córdoba

En Córdoba, fue bautizada la Boleta Única de Sufragio (BUS) y se implementó por primera vez en 2011, cuando fue elegido José Manuel De la Sota. La promovió el entonces gobernador Juan Schiaretti, después de las elecciones del 2007 en las que se impuso a Luis Juez, por escaso margen. Juez denunció que hubo fraude – algo que no fue comprobado en la Justicia- pero el escándalo derivó en que Schiaretti impulsara una reforma electoral para la que se convocó a un grupo de expertos, cuyo trabajo final fue titulado “Así no va más”. Fue aprobada por la Legislatura en 2008, con los votos del oficialismo provincial.

Boleta Única de Papel de Córdoba
Boleta Única de Papel de Córdoba para cargos provinciales

Para Alejandro Tullio, ex director nacional electoral, “la adaptación de Córdoba al modelo nacional es el que reproduce en mejores condiciones las decisiones políticas históricas de nuestro país porque reúne en una única boleta las distintas categorías, de forma de permitir que el voto mecánicamente más usual sea el de boleta completa, pero que pueda ser también de una boleta combinada de apoyos a diferentes partidos como una decisión racional de la persona”. A su juicio, “no es una decisión menor fomentar la posibilidad de que el Ejecutivo y el Legislativo tengan una misma orientación política”.

Según Juez, que también anticipó su voto positivo a Infobae al proyecto en el Senado, “se trata de un avance trascendente, pero no es una panacea ni resuelve todos los problemas. Las mañas de los oficialismos provinciales también perviven en el sistema BUP. Es que como siempre, el diablo está en los detalles”, sostuvo. Recordó que en la primera experiencia del 2011, “la BUS cordobesa funcionó muy bien, pero el oficialismo verificaba que se votaba a su candidato a gobernador – por entonces José Manuel de la Sota-, y mermaba notablemente, por sufragarse en blanco, el voto en otras categorías. Por ello introdujo el casillero lista completa, que el proyecto (de Diputados) replica, para que todos vayan atrás de la locomotora del gobernador”. Pero advirtió que “como la opción es doble, a la par de la lista completa está la foto del gobernador y, luego, un casillero para votar solo gobernador, lo que lleva a confusión ya que se vota esta última opción quedando en blanco las restantes categorías”.

En ese sentido, agregó que “lamentablemente, el casillero lista completa ya viene sancionado (de Diputados), pero traerá grandes diferencias entre las categorías de presidente, con las de diputados, senadores y Parlasur cuando cada cuatro años coincidan los tramos. El presidente sacará muchos más votos que los diputados, sin variar las proporciones, porque el error redunda en el voto en blanco”. Sin embargo, Juez opinó que “como la BUP va a funcionar bien, oportunamente se podrá ensayar una corrección legislativa”.

En ese sentido, Tullio destacó que una “capacitación prolongada, neutral y adecuada” es esencial para “moderar la tendencia que existe a dejar las opciones en blanco porque la gente se olvida de votar en el resto de las categorías y no completa los casilleros”. En especial para los cargos que no son los del gobernador.

Juez también advirtió sobre una práctica usual de los punteros de reclamar a los electores escribir un signo particular a la hora de elegir a los candidatos en la boleta única para así identificar la autoría de los votos. “Si vamos a legislar para evitar tanto el robo de votos, como el voto marcado, la letra de la media sanción tiene un vacío. Al haber un padrón único, se aúnan familias enteras en determinadas mesas. La directiva del puntero político es que aparezca un triángulo, un redondel, una cruz, o lo que fuera, por parte de un mismo grupo de electores, fácilmente identificables por estar emparentados, más aún en los pueblos chicos. Por vía de una acordada de la Cámara Nacional Electoral o de la reglamentación del PEN, podrá lograrse que la marca en el casillero suponga un tilde o una raya o un visto como el de los celulares, fácilmente entendibles por los electores”.

Según fuentes del Juzgado Electoral de Córdoba, a cargo de Marta Vidal, el costo en los comicios generales cordobeses del 2023 – en este distrito no hay PASO – fue de $234.112.600. El monto corresponde a una boleta única para todas las categorías por la cantidad de electores, más un 10% de reposición. Además de esa cifra, se gastaron $13.930.367 adicionales para las plantillas en Braille ya que los electores ciegos votan en forma autónoma.

Realizadas el 25 de junio, cuando se impuso para gobernador Martín Llaryora, de Hacemos por Córdoba, las elecciones incluyeron legisladores provinciales, miembros del Tribunal de Cuentas y autoridades locales en 194 localidades que votaron en simultáneo con la provincia. Las fuentes de la Justicia Electoral aclararon que “la cantidad de BUS que se imprimen depende también de la cantidad de localidades que se adhieren a la simultaneidad, y en ese sentido también varían los costos”. En el caso de los municipios que eligieron autoridades en forma desdoblada, explicaron en la Justicia electoral cordobesa, “los costos los afrontaron ellos”.

El modelo de Mendoza

En Mendoza, ya se hicieron siete elecciones con este sistema, sumando las nacionales y las provinciales, con una única papeleta para todas las categorías al igual que en Córdoba. En los último comicios donde se impuso Alfredo Cornejo con este sistema, también se eligieron con la boleta única senadores y diputados provinciales, intendentes y concejales.

Según le explicó a Infobae redactor del proyecto aprobado en la Legislatura mendocina, Víctor Ibañez, el modelo mendocino tomó el cordobés como referencia. “Incorporamos algunas ventajas comparativas, tomando lo que habían sido los defectos que se habían encontrado en la boleta de Córdoba”, afirmó este ex ministro de Gobierno del ex mandatario provincial Rodolfo Suárez.

Elecciones Mendoza 2023 modelo Boleta Única de Papel
Modelo de Boleta Única de Papel usada en las elecciones en Mendoza en 2023

Mendoza incluye, al igual que Córdoba y el texto de la media sanción de Diputados, la opción de marcar un casillero para votar toda la lista completa. “Siempre defendimos que la persona que quiere votar una lista completa, como se votaba anteriormente una lista partidaria, tiene que poder hacerlo. A la vez, el elector tiene la posibilidad de marcar por por categorías, presidente del partido A y diputados nacionales, del partido B”, agregó Ibañez. En Mendoza se puede votar en blanco sin necesidad de aclararlo en un casillero especial, simplemente al no completar ninguno.

Ibáñez destacó que las pautas de diseño de la boleta fue un aspecto especialmente tenido en cuenta en Mendoza y que deben ser “claras, algo que es muy importante porque tiene que ver con cómo la gente ve la boleta y donde marca su opción”.

En el mismo sentido, Tullio coincidió en que “la norma tiene que ser lo suficientemente flexible para permitir que cada juzgado electoral haga el diseño que crea más adecuado y visible para el elector. Porque la experiencia del usuario, en este caso del votante, es fundamental. Hay que diseñar la boleta pensando en el que va a votar y no en las candidaturas”.

La senadora Juri destacó, a su vez, que en Mendoza, ·el diseño de la BUP funcionó perfectamente”. “Aún la primera vez que se implementó, la gente no tuvo ninguna dificultad. Por otro lado, fue muy ágil. Se votó rapidísimo y el recuento también fue muy rápido”, aseguró. En ese sentido, aclaró que se pueden poner boxes en paralelo. “En el caso de Mendoza fueron dos. En el proyecto en el Senado, puedan ir hasta tres, y las autoridades de mesa no tienen que estar afuera del cuarto oscuro a la intemperie”.

Boleta Única Papel Mendoza
En Mendoza, implementaron dos boxes en paralelo en las ultimas elecciones

El costo de la boleta única papel para las PASO y las generales provinciales y municipales en esa provincia cuyana, que tuvieron lugar el 13 de agosto y el 24 de septiembre respectivamente, ascendió a $751.625.002, según informaron fuentes de la gobernación a Infobae.

El sistema santafesino por categorías

En Santa Fe, se vota con boleta única también desde 2011, pero con una diferencia sustancial con Córdoba y Mendoza: se usa una boleta diferente para cada categoría, o sea con una multiplicidad de boletas, una para cada tramo. La propuesta fue impulsada en 2010 por el entonces diputado Pablo Javkin, actual intendente de Rosario.

Para Tullio, “como se votan categorías diferentes en diferentes instrumentos, puede suceder tener un gobernador de un partido sin mayoría en la Cámara de Diputados provincial, más allá que el sistema electoral está pensado para que el que gana las elecciones tenga mayoría propia, porque el sistema le asigna 28 diputados al que sale primero”. En ese sentido advirtió que si bien “históricamente, el que sale primero es el del gobernador, la gente podría ponerle la cruz a los candidatos a diputados de otro color político”.

En las elecciones generales en esta provincia, se votaron cinco categorías por lo que hubo cinco boletas. “La primera ventaja es que se acabó el robo de boletas. Que es lo que pasó con (Javier) Milei y lo que me pasó en 2021, que me llamaban y me decían ‘no tenemos más boletas para reponer’, porque apenas las poníamos, desaparecían las boletas”, le dijo Carolina Losada, senadora por Santa Fe, a Infobae. “Con la BUP tenés toda la oferta en el mismo lugar. Es cómodo para la gente porque no tiene que estar buscando la boleta o viendo si se trata de una trucha. Acabás con las trampas”, agregó la legisladora radical, autora de una iniciativa de boleta única en el Senado, que nunca llegó a ser tratada durante la anterior gestión por la resistencia del peronismo. Ahora apoyará el texto con media sanción de Diputados.

Sin embargo, el politólogo Facundo Cruz advirtió respecto del robo o rotura de boletas, que “es imposible saber el nivel de generalización que pueda llegar a tener esa práctica para obtener una ventaja política electoral”. Y citó el antecedente de Milei que “terminó convirtiéndose en presidente, sin una estructura de fiscalización que le cuidara su propia boleta en lugares donde no tuvo partido de distrito. Un ejemplo es La Pampa, donde ganó tanto en las PASO como en el balotaje. Entonces uno asume que no pudo haber habido este robo o rotura generalizada de boletas en su contra, pero no es posible saber la profundidad del impacto que tiene. Sí es cierto que la ventaja de la boleta única papel es que impide que eso tenga algún beneficio”.

Boleta Unica Papel usada en las elecciones en Santa Fe
Boleta Unica Papel usada en las elecciones en Santa Fe

El monto pagado por el Gobierno santafesino para la impresión de las boletas únicas por el Tribunal Electoral fue $3.997.363.770, según los datos del Ministerio de Economía provincial a los que tuvo acceso Infobae. El monto se calculó a partir de una boleta por votante, por cada categoría, con cinco impresiones de más por mesa por posibles eventualidades, tanto para las PASO del 16 de julio como para las generales del 10 de septiembre. El costo incluyó las boletas únicas para cada una de las categorías que se eligieron en el distrito: gobernador y vice, senadores y diputados provinciales, intendentes, concejales y comisiones comunales. La cifra representó el 48% del costo total de las elecciones provinciales en las que se impuso el radical Maximiliano Pullaro.

Argumentos a favor de la BUP

Entre los defensores de la BUP, hay coincidencia en que permite terminar con trampas de la política tradicional, “facilita el voto” de los ciudadanos, e implica un menor gasto político ya que se imprimen muchas menos boletas, por lo que el costo total del subsidio que da el Estado sería inferior. En las elecciones de este año, la Dirección Nacional Electoral desembolsó a los partidos políticos más de $13.000 millones para la impresión de sus boletas, como publicó Infobae.

“Con la Boleta Única se producirá un ahorro importante en recursos, porque evitamos la impresión de miles de millones de boletas, el negocio de fiscales y la apropiación del dinero de algunos partidos que no las imprimen y se quedan con la plata”, sostuvo el diputado peronista disidente Florencio Randazzo. El ex ministro del Interior fue miembro informante en Diputados, como legislador de Identidad Bonaerense, cuando se trató la boleta única papel, y uno de los impulsores del cambio de sistema electoral.

A su vez, el diputado Juan Manuel López, de la Coalición Cívica, agregó la cuestión de la sustentabilidad ambiental y de la importación de papel requerida. “La boleta única permite no gastar tanto papel, algo que deberíamos valorar para no causar mayor daño al medio ambiente. Además es muy caro el papel en la Argentina y gran parte se importa. Hoy es un problema para nuestro país por la restricción de dólares que tenemos siempre”.

Para Tullio, no solo la BUP es superior a la modalidad de la boleta partidaria por el menor gasto en papel, así como por cuestiones logísticas, económicas y de sustentabilidad ecológica. “Por encima de estas cuestiones, la principal razón es que todos los ciudadanos tendrían acceso a la totalidad de la oferta política garantizada por quién organiza las elecciones. En ese sentido, es un sistema más equitativo porque todos estarían en la misma condición y con la misma presencia en la boleta. Es lo que se denomina técnicamente la integridad de la oferta electoral en un solo instrumento”.

Qué dicen los críticos

Sin embargo, la BUP tiene críticos que sostienen que favorece la personalización de la política, en detrimento de los partidos, y que la boleta por categoría debilita la solidaridad electoral entre miembros de una misma fuerza o alianza.

También advierten que genera confusión en los votantes por la cantidad de candidatos incluidos en la boleta y el tamaño que puede llegar a tener. Por este motivo, su impresión puede volverse más costosa por sus dimensiones y la menor disponibilidad de imprentas para su confección. En este sentido, Cruz – consultor político en Pulsar.UBA y el Centro de Investigación para la Calidad Democrática (CICAD)-, advirtió que “una boleta única papel con mucha oferta para distintas categorías en juego puede hacer que el tamaño del papel sea muy grande. Entonces lo que se ahorra en cantidad de boletas, se pierde en por el tamaño que tiene que tener la boleta, sumado que tiene que ser de un gramaje de mayor espesor para no correr el riesgo de que se rompa, motivo por el cual el costo final de la boleta única papel puede que no sea de tanto ahorro. Esos cálculos no han sido hechos en su totalidad porque solo hay dos casos para comparar, que son las elecciones en Córdoba y en Santa Fe, y no son representativos de toda la oferta política que hay en el país, porque a veces compiten menos espacios políticos que a nivel nacional o que, por ejemplo, en la provincia de Buenos Aires. Entonces es difícil prever cuál sería el tamaño de una boleta única papel para todos los cargos nacionales y su costo final”.

Modelo Boleta Única de Papel para elecciones generales
Hay quienes cuestionan el tamaño de la Boleta Única de Papel y la confusión que genera en el votante

Otro aspecto “negativo” de la boleta única es que sólo muestra a los cabeza de lista y no a la lista completa de candidatos. Al respecto, Ibáñez destacó que el proyecto de ley que tratará el Senado puede dejar la reglamentación en manos de la autoridad electoral de cada distrito. “Por ejemplo, en elecciones legislativas puras, si la cantidad de nombres y de fotos de los cargos legislativos es más que la que contiene a su vez una elección ejecutiva, va la foto del primero de la lista. En el caso nuestro, en Mendoza, la boleta tiene los nombres de los tres primeros. O sea, se puede dejar en cada elección la posibilidad de incorporar más nombres y más fotos. Depende la cantidad de partidos que van que están en competencia. Porque, además, esto se hace con la anuencia de todos los partidos”. Sin embargo, destacó que “son aspectos que no hacen a la esencia de la ley”.

Respecto de la fiscalización, que no sería tan necesaria para reponer boletas en las mesas, no implica que se puede prescindir de los fiscales partidarios ya que, aunque haya boleta única papel, los partidos políticos siguen siendo co-organizadores del proceso electoral. “El escrutinio provisorio se sigue haciendo a nivel de mesa y el acta, el certificado y el telegrama que se emite por mesa electoral siguen teniendo un escrutinio con un presidente de mesa, con un auxiliar y los fiscales que, posteriormente, se llevan el telegrama para tener constancia de cuántos votos obtuvieron en cada una de las mesas. Los fiscales partidarios son también los que avalan la confección del acta y del certificado de escrutinio, motivo por el cual se puede no tener durante la mayor parte del día fiscales en cada una de las mesas, porque no tienen que estar reponiendo boletas cuando faltan, pero sí se necesitan fiscales partidarios por mesas para el escrutinio provisorio”, sostuvo Cruz.

El derrotero parlamentario

El primer proyecto de BUP tuvo media sanción en diputados en 2016, a comienzos del gobierno de Mauricio Macri, pero perdió vigencia parlamentaria ya que no fue aprobado en el Senado, principalmente, por el rechazo del peronismo. En junio del 2022, distintos sectores del arco opositor lograron nuevamente una media sanción en Diputados, por 132 votos a favor, 104 en contra y 4 abstenciones.

Boleta Única de Papel
Debate en Diputados por la Boleta Única de Papel en 2022

Apoyaron la iniciativa los legisladores de Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal, con el acompañamiento de Milei y Victoria Villarruel, entonces diputados de La Libertad Avanza, Juntos somos Río Negro, el Movimiento Popular Neuquino y SER. Se opusieron el Frente de Todos y el Frente de la Concordia Misionero, mientras que la izquierda se abstuvo. Pero el debate de la iniciativa se frenó en el Senado bajo el mandato de Cristina Kirchner. Esa aprobación de la Cámara de Diputados tiene vigencia hasta finales de 2024.

“Fue una tarea de mucho diálogo entre todas las fuerzas políticas que no eran el kirchnerismo ni la izquierda, que decidimos complementar los proyectos presentados y ponernos de acuerdo para sacar una media sanción después de la elección de medio término del 2021. Porque la Argentina tiene un sistema electoral muy precario en materia de instrumento de votación, no así en conteo de votos. Si bien es un sistema que refleja la voluntad popular, la mayor parte de las veces, han habido antecedentes de robo de boletas”, recordó López en diálogo con Infobae.

Mencionó lo que le sucedió a la Coalición Cívica en la elección de 2007 con Elisa Carrió como candidata, cuando – sobre todo en el Conurbano-, les faltaron boletas. “Hicimos una serie de denuncias y la Cámara Electoral sacó una resolución en aquella oportunidad pidiéndole al Congreso que dicte una ley de boleta única. Se logró una media sanción en 2016, que se venció, y otra media sanción en 2022, a la que le queda un año más para ser tratada”.

Hoy, el escenario político es otro, y tras el apoyo que hizo público el ministro del Interior, Guillermo Francos a la boleta única, fue incluido en el temario de extraordinarias que envió Milei al Congreso. Esta vez, el oficialismo en el Senado está confiado de reunir los votos, ya que contaría con el apoyo de Juntos por el Cambio y otros sectores opositores, pese a la resistencia del kirchnerismo.

Los comentarios están cerrados.