El dramático rescate de Leo, el perro que cayó por un acantilado y sobrevivió al frío del océano

1
35

Leo es un perro que no tuvo el inicio de año que esperaba, pues cayó a un acantilado y fue rescatado durante una misión en la que participaron tres departamentos de bomberos y la guardia costera en Oregón, Estados Unidos. El canino estaba caminando con sus dueños en el parque estatal Ecola cuando de pronto cayó por un acantilado empinado.

Los dueños del animal vieron el momento en que su mascota cae por todo el acantilado y se adentra en la fría agua del lugar. La playa en la que había caído Leo estaba completamente abandonada y sus propietarios se preocuparon en ese momento por la integridad de su compañero peludo.

Las personas se comunicaron de inmediato a la línea de emergencia para que les ayudaran a recuperar a su perro y tres departamentos de bomberos acudieron al rescate. El canino no era visible desde las alturas, el dramático rescate duró varios minutos y las autoridades compartieron que no fue una misión sencilla.

Un rescate con mucha tensión

El dramático rescate de Leo, el perro que cayó por un acantilado y sobrevivió al frío del océano (Captura de Pantalla/X USCGPacificNW)
Momento en que el canino es sacado de las frías aguas de Oregón por un integrante de la Guardia Costera (Captura de Pantalla/X USCGPacificNW)

La Guardia Costera del Estado del Pacífico Noroeste (USCG, por sus siglas en inglés) también se sumó a la labor que estaban realizando los bomberos y sobrevolaron el área donde cayó el animal. El departamento de comunicación de la USCG compartió el video del rescate en sus cuentas de redes sociales en el cual estaban incluidas las comunicaciones de los rescatistas.

“Parece que hay un poco más de playa donde está el perro”, comentó el nadador de rescate por sus auriculares. La administración de la USCG explicó que el hombre fue por el animal sin saber cómo iba a reaccionar el can y que era la primera vez que realizaba una misión de este tipo.

En los videos publicados en las cuentas de redes sociales de la Guardia Costera se puede ver el helicóptero de rescate sobrevolando el mar, mientras que uno de los hombres baja a rapel para zambullirse al océano.

Después de que el rescatista logró asegurar al animal, el helicóptero se dirigió a un estacionamiento cercano donde se encontraban los dueños de Leo. La pareja estaba ansiosa por reencontrarse con su compañero peludo y en cuanto se vieron la reacción quedó para la historia.

En los audios de comunicación de las autoridades se alcanza a escuchar cómo los rescatistas describieron con ternura el reencuentro. “Oh, hay abrazos, abrazos por todos lados. Esto me encanta”, dijo el integrante de los servicios de emergencia.

Una segunda oportunidad

El dramático rescate de Leo, el perro que cayó por un acantilado y sobrevivió al frío del océano (Captura de Pantalla/X USCGPacificNW)
La emotiva reunión de los dueños del canino con Leo (Captura de Pantalla/X USCGPacificNW)

La USCG explicó que Leo estaba asustado y adolorido por la caída en el barranco, sin embargo, no presentó heridas de gravedad. El animal pasó la noche en una clínica veterinaria donde fue monitoreado por los médicos.

“Tiene algunos cortes y moretones. Considerando todo, está bien. Estamos muy agradecidos de que esté vivo y se espera que se recupere en los próximos días”, escribió la administración de la Guardia Costera en su cuenta de X (antes Twitter).

Los usuarios de la red social destacaron la labor de los servicios de emergencia y externaron su gratitud por hacer todo lo posible para que esta experiencia tuviera un final feliz.

Los comentarios están cerrados.