La Agencia de Energía Atómica denunció que Rusia le prohíbe acceder a tres reactores de la central de Zaporizhzhia

2
58
La Agencia de Energía Atómica denunció que Rusia le prohíbe acceder a tres reactores de la central de Zaporizhzhia (REUTERS/ARCHIVO)
La Agencia de Energía Atómica denunció que Rusia le prohíbe acceder a tres reactores de la central de Zaporizhzhia (REUTERS/ARCHIVO) (ALEXANDER ERMOCHENKO/)

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) denunció este miércoles que el ejército ruso, que ocupa desde marzo 2022 la planta nuclear ucraniana de Zaporizhzhia, está negando a los observadores de la ONU el acceso a tres salas de reactores.

“Los expertos del OIEA siguen sin poder acceder a todas las partes de la planta, y durante las últimas dos semanas no se les ha permitido acceder a las salas de los reactores de las unidades 1, 2 y 6″, explicó el OIEA en un comunicado.

“Es la primera vez que no se permite a los expertos del OIEA acceder a la sala del reactor de una unidad que se encuentra en parada fría”, agregó el director general del OIEA, Rafael Grossi, en la nota.

Además, el acceso a “algunas partes de las salas de turbinas sigue estando restringido”, añadió el organismo, que reclamó de nuevo el “acceso a los techos de los reactores”.

El director general del OIEA, Rafael Grossi (REUTERS/ARCHIVO)
El director general del OIEA, Rafael Grossi (REUTERS/ARCHIVO) (LISA LEUTNER/)

El OIEA tiene desde el año pasado observadores en el recinto de la planta nuclear de Zaporizhzhia, con seis reactores, la más grande de Europa. En las salas de los reactores se encuentran el núcleo del reactor y el combustible gastado, destacó Grossi en el comunicado.

Cinco de los seis reactores se encuentran en parada fría, o sea, no producen energía, mientras que uno está en parada caliente para producir vapor y calor para la cercana ciudad de Enerhodar, donde vive la mayor parte del personal empleado en la planta.

Por otra parte, el OIEA destaca que a insistencia de sus observadores, la central ha llevado a cabo trabajos en sus transformadores eléctricos de reserva para garantizar el suministro permanente e instantáneo con electricidad.

La oficina de la ONU destacó que, a insistencia de sus observadores, la planta ha llevado a cabo trabajos en sus transformadores eléctricos de reserva para garantizar el suministro permanente e instantáneo con electricidad (EFE/ARCHIVO)
La oficina de la ONU destacó que, a insistencia de sus observadores, la planta ha llevado a cabo trabajos en sus transformadores eléctricos de reserva para garantizar el suministro permanente e instantáneo con electricidad (EFE/ARCHIVO) (SERGEI ILNITSKY/)

Según Grossi, se trata de un “avance significativo”, ya que permite la independencia y la redundancia en el sistema de suministro energético de la planta, a pesar de que la situación de la central sigue siendo “extremadamente frágil”.

En las últimas semanas, los observadores del OIEA escucharon explosiones periódicas a cierta distancia de la central, “lo que subraya los peligros a los que se sigue enfrentando”, concluyó el comunicado del director general del OIEA.

Rusia invadió Ucrania en febrero de 2022 y a los pocos días conquistó la zona en torno a la planta de Zaporizhzhia. El complejo fue blanco de disparos y se quedo sin suministro eléctrico en ocho ocasiones. Tanto Ucrania como Rusia se acusan mutuamente de querer provocar una catástrofe nuclear.

(Con información de AFP y EFE)

Los comentarios están cerrados.