La madre de Dani Alves difunde un vídeo de la presunta víctima de su hijo

2
58
Dani Alves (Europa Press)
Dani Alves (Europa Press) (EUROPA PRESS REPORTAJES/)

Lucía Alves, la madre del jugador Dani Alves, que permanece en prisión provisional desde el 20 de enero de 2023 como presunto autor de un delito de agresión sexual, ha compartido en su cuenta de Instagram un vídeo que muestra imágenes de la víctima de la supuesta violación. Además, revela su identidad ofreciendo datos personales y la acusa de querer fama y dinero.

”Quien confía en Dios ya no pierde la batalla”, se puede leer en la publicación de la madre de Dani Alves junto con el vídeo grabado por una abogada brasileña, en el que aparece la joven bailando en una discoteca y celebrando su cumpleaños.

Te puede interesar: El juicio a Dani Alves, el beso de Rubiales, la amnistía y la renovación del CGPJ: las claves del 2024 en los tribunales

Madre de Dani Alves

La Fiscalía de Barcelona pide para el exjugador del Barcelona nueve años de prisión, además de 10 años de libertad vigilada y una indemnización de 150.000 euros para la víctima, mientras que la acusación particular ejercida por la denunciante eleva a 12 años la petición de cárcel, la pena máxima establecida en el Código Penal español por este tipo de delitos. El juicio a Dani Alves dará comienzo el próximo 5 de febrero en la Audiencia Provincial de Barcelona.

Los indicios contra Alves

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 15 de Barcelona recogió en su auto de procesamiento los indicios que existen contra Alves y expuso que la denunciante fue a la discoteca Sutton con su prima y una amiga, entraron a la zona VIP y un camarero les insistió diciendo que había un chico que las quería conocer. Accedieron a ello y fueron a la mesa donde estaban Alves y un amigo suyo.

El futbolista les dijo que jugaba a la petanca en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y empezó a tontear con las tres, mientras que la denunciante no lo había reconocido hasta que otros chicos de la discoteca le dijeron quién era el jugador. La chica y Alves estuvieron bailando y se quedaron juntos cuando las otras jóvenes se fueron al otro lado de la mesa. Entonces, la jueza explicó que el brasileño “en dos ocasiones le cogió la mano y se la puso sobre el pene”, y ella se la apartó dos veces.

En otro momento de la noche, Alves llamó a la chica desde una puerta -que estaba detrás de la mesa y era el lavabo exclusivo para esa mesa VIP- para que se acercara, y al entrar vio que era un pequeño lavabo con un váter y un lavamanos. Una vez la chica entró, Alves “cerró la puerta y tiró con fuerza de ella hacia su cuerpo” mientras la joven le decía que parara y la dejara salir, pero él no le hizo caso, le subió el vestido, presuntamente intentó obligarla a hacerle una felación y después la abofeteó y la agredió sexualmente.

Después, no la dejó salir del lavabo y la obligó a esperarse para que él saliera primero. La jueza añadió que el futbolista no volvió a dirigirle la palabra a pesar de que se cruzó con ella cuando se iba de la discoteca.

Los comentarios están cerrados.