Morata vuelve a entrar en la lucha por el pichichi tras hacer un hat-trick ante el Girona, pero es insuficiente para llevarse el partido

2
58
El delantero del Atlético de Madrid, Álvaro Morata, tras conseguir el tercer gol del equipo rojiblanco (EFE / Siu Wu)
El delantero del Atlético de Madrid, Álvaro Morata, tras conseguir el tercer gol del equipo rojiblanco (EFE / Siu Wu) (Siu Wu/)

El diecinueve de los rojiblancos está disfrutando de una temporada dulce, repleta de goles. Desde que comenzó la temporada, Morata ha estado fino de cara a portería, está disfrutando de unos números de ensueño que suponen todo un plus para su equipo. Con 12 goles a sus espaldas en la competición nacional, ha vuelto a la parte alta de la tabla en la lucha por el pichichi, tan solo superado por Bellingham, ya que el jugador del Real Madrid le aventaja por tan solo un gol. Una temporada de gracia que se ha evidenciado en el partido ante el Girona, donde Morata ha brillado con luz propia, a pesar del resultado.

El partido se preveía complicado y se sentía como una final. Los rojiblancos tenían la oportunidad de recortar distancia para seguir vivos en la lucha por el liderazgo. Por su parte, el Girona quería seguir ampliando su hegemonía y mantenerse en lo alto de la tabla junto al equipo blanco. Y, en medio de esta batalla, Morata, el guerrero del Atlético de Madrid que no ha dudado en echarse el equipo a la espalda para tratar de mantener la esperanza para los suyos. Una misión complicada, ya que el minuto 2, el equipo de Míchel ya se había puesto por delante. Pero, el diecinueve del cholo ha aparecido en el minuto 14 para poner de nuevo el partido en tablas.

Te puede interesar: El año del cambio en el fútbol español: El Barça, imputado por el ‘caso Negreira’; éxodo de LaLiga a Arabia; un club ‘multientrenador’ y España toca el cielo

Con un 3-1 por debajo en el marcador, Morata no estaba dispuesto a rendirse y ha anotado dos tantos más para los rojiblancos para volver a poner en tablas el encuentro. El delantero estaba certificando un partido para enmarcar, y es que prácticamente todo lo que ha tocado era gol o una ocasión con mucho peligro. Incluso ha anotado un cuarto gol justo antes del descanso que ha sido anulado por fuera de juego. Estaba todo en sus botas; sin embargo, no ha sido suficiente para llevarse el partido, ya que en el último minuto, Iván Martín ha anotado el gol de la victoria para el Girona.

Una temporada de dulce

A pesar de la derrota, los números de diecinueve del Cholo Simeone siguen creciendo. En su cuenta personal ya cuenta con un total de 12 tantos en la competición nacional. Y es que, a sus 30 años, se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera. “Necesito sentirme importante y aquí este año me siento más que otros”, deslizó el delantero. Ahora lo es y eso se evidencia en el campo.

Te puede interesar: Carlo Ancelotti niega los rumores de su salida a Brasil y renueva con el Real Madrid hasta 2026

Lejos quedaron esos momentos de frustración, de escenarios llenos de desconfianza, de enfado por los errores, de goles que no llevaban. Ahora se ha abierto un periodo de alegría para el delantero, un periodo en el que se siente seguro de sí mismo, de su fútbol, ahora ha encontrado la oportunidad de resarcirse, de reivindicar su lugar. Lo cierto es que existían ciertas dudas sobre la continuidad de Morata en el Atlético de Madrid en verano. Italia era uno de los posibles destinos para delantero, dado que Milán, Roma y Juventus mostraron su interés, al igual que Arabia Saudí. Sin embargo, ante la salida de Carrasco y de Joao Félix, era evidente que necesitaban al diecinueve.

Una cuarta oportunidad se presentaba ante Morata con los rojiblancos. En ninguna de las tres temporadas anteriores con el Atlético ha tenido la actuación que le exigía la afición. Hasta ahora. Los dos goles que anotó ante su exequipo en el primer derbi de la temporada sirvieron para meterse a la grada en el bolsillo. El resto de goles y actuaciones en el campo hicieron el resto. No está claro que pasó en la ya famosa conversación entre Morata y el Cholo Simeone, pero lo cierto es que fue efectiva. El delantero pidió sentirse importante para el club y contar con más minutos. Dicho y hecho. Por su parte, el Cholo le exigió cierto nivel y goles. Hecho. Y es que, Morata ha pasado de ser el hombre sin gol, a un killer de cara a portería.

Los comentarios están cerrados.